Noticias

"Queremos que sea un delito priorizado": Presidente del Directorio de Ferepa Biobío y la pesca ilegal

En diciembre de 2023, el Presidente Gabriel Boric presentó un proyecto para una nueva Ley de Pesca, que busca anular y reemplazar la actual normativa. Lo anterior, debido a los cuestionamientos por la intervención indebida e ilegal de agentes internados en la pesca industrial durante su tramitación. 

Dicho proyecto introduce transparencia en el sector, el cual también tiene como objetivo aumentar la equidad, para así mejorar la distribución de cuotas entre trabajadores artesanales e industriales.  

En una entrevista con Sabes.cl, el presidente de la Federación Regional de Pescadores Artesanales (Ferepa) del Biobío, Cristian Arancibia, se refirió al nuevo proyecto de Ley de Pesca, sus principales ejes y la pesca ilegal.  

Consultado sobre su opinión de este proyecto de Ley, indicó que “muestra mucho avance en materia de sostenibilidad y en preocupación de la pesca artesanal. Es un buen proyecto, es un avance sustancial en muchas materias que ha peleado Ferepa mucho tiempo”.  

Esta ley contempla diversos ejes, entre ellos se encuentra la transparencia en el sector, equidad y el desarrollo sostenible de la actividad pesquera. 

En cuanto a la equidad de los recursos pesqueros, Arancibia comentó que “nos enfocamos siempre en los recursos más abundantes. Pero, esta ley en la base de la equidad, en lo que tiene que ver con la pesca artesanal de pequeña escala, no contempla muchos aspectos”.  

“De hecho, enuncia en alguna parte la pesca a pequeña escala. Pero no tienen medidas concretas respecto de procesos de mejora en investigación de pesquería a pequeña escala. Hay elementos positivos como la creación de comités de manejo para cada una de las pesquerías que estén habilitadas en el registro”, añadió.  

Bajo esa misma línea, Arancibia señaló que “cuando uno entiende que el foco está puesto en el consumo humano, si nosotros vemos la pesca artesanal que representa Ferepa Biobío, el foco de lo que nosotros representamos está destinado al consumo humano local, nacional e internacional”.  

Asimismo, el presidente de Ferepa Biobío detalló que existe otro elemento donde están los armadores pelágicos, que “son socioestratégicos en alguna medida con la industria pesquera por estos recursos. Son principalmente el jurel, sardina, anchoveta, que la industria tiene una capacidad distinta para poder destinar ese tipo de recursos al consumo humano. Hoy la pesca artesanal está al debe en ese sentido”.  

Pesca ilegal 

Respecto al proyecto de Ley, que aborda la fiscalización de la pesca ilegal, Arancibia explicó que “habla específicamente de fortalecer la institucionalidad fiscalizadora. Eso implica fortalecer al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca). Establece sanciones que son no solamente pecuniarias, sino que también administrativas para algunos delitos. Considera muchos de los eventos de pesca legal como delitos también, que se transforman hoy en una sanción más severa en esta nueva legislación. Ahora, lo importante es como todo eso que está planteado ahí, se aterriza a la realidad”.  

Además, mencionó que en algunos casos existe un subreporte para notificar sobre la pesca, debido a la “incapacidad del pescador de poder declarar. Recordemos que Sernapesca también ha actualizado un poco su sistema de fiscalización o de control de estadística. Muchos pescadores no tienen la capacidad en línea de poder declarar lo que capturan. Por lo tanto, se genera otro vacío que, si bien no es pesca ilegal, es un subreporte que nos indica que el 50% de los desembarques pueden estar subreportadas o siendo objeto de pesca ilegal”.  

Arancibia contó que también están realizando un proyecto donde revisaron las cifras que tiene Sernapesca con la realidad en las caletas, pescadores y antecedentes, los cuales “son absolutamente dispares. Lo que hoy ocurre en las caletas no tiene nada que ver con la información que tiene Sernapesca”.  

Priorizar el delito de la pesca ilegal en el Biobío 

En cuanto a la pesca ilegal, detalló que “es un flagelo que nosotros estamos haciendo gestión a través del parlamentario, de poder llegar al Ejecutivo de declarar la pesca ilegal en la Región del Biobío y de Ñuble. Principalmente en el Biobío, como un noveno delito priorizado, así como lo es, por ejemplo, el robo de madera. Los volúmenes en recursos económicos que mueve la pesca ilegal son altísimos y el daño que se está provocando a los ecosistemas marinos, a las áreas de manejo, es inconmensurable”. 

 

 

 

Manuel Rodríguez N 190, Talcahuano, Región del Bío Bío / Fono (41) 2130265 / contacto@ferepabiobio.cl

Facebook   Twitter   Instagram