Noticias

Ley Lafkenche viene en dividir al sector artesanal.Se debe modificar

La Ley Lafquenche ha generado una suerte de división entre pescadores artesanales y las comunidades de los pueblos originarios, que en bajo número marcan presencia en el borde costero de la Región del Biobío en particular y en el país en general.

Históricamente los miembros de las comunidades han interactuado armónicamente con los pescadores artesanales y muchos de ellos forman parte de los Sindicatos que conforman nuestra Federación, dice Cristian Arancibia, Presidente del Directorio de Ferepa Biobío al ser abordado por el tema que se ha tomado la agenda nacional, por los requerimientos inaceptables de las comunidades del sur de Chile, en particular la de Aysén”.

Arancibia agrega :“A partir de la promulgación de la Ley Lafquenche ha surgido una división mañosa ya que se han generado intereses particulares en algunos sectores por contar con espacios exclusivos para su uso, muchos de los cuales no ejercen la pesca artesanal sino la agricultura y otras actividades muy distantes del borde costero que hoy reclaman. La Ley N° 20.249 surgió el año  2008 a partir de la negociación con las comunidades mapuche-lafkenche que reclamaban el reconocimiento y protección de sus derechos territoriales sobre el borde costero. No nos oponemos a este derecho, pero consideramos que debe ser perfeccionada la ley, a fin de permitir la convivencia de las comunidades indígenas con  la pesca artesanal y todas las actividades económicas que se realizan en el mar de nuestro Chile y debe ser de una mejor forma”

Nosotros, como Ferepa Biobío los hemos amparado en la medida que han trabajado junto a los pescadores artesanales y se insertaron desde hace muchos años en la actividad. Y ello se da en zonas de la provincia de Arauco de nuestra región como Llico, Punta Lavapiés, Yani, Quidico y Tirúa, donde interactúan sin dificultades mayores. Pero Hoy vemos, con mucha preocupación lo que acontece en Los Lagos y Aysén y también en Biobío, porque aspirar a espacios que difícilmente, por no decir imposible, podrán llegar a “explotar” sería de una gravedad extrema ya que restringiría espacios de libre ejercicio para los pescadores artesanales, todo esto normado en la Ley de Pesca y acuicultura.

Para Ferepa Biobío lo que hoy acontece en el sur del país en esta materia y en otras localidades costeras se produce por una muy mala Ley que nace para amparar las actividades propias de la comunidades de pueblos originarios, pero que no midió los impactos que provocaría en el sector pesquero artesanal la aplicación de esta normativa, esto no viene más que a demostrar la poca seriedad con que esta legislación fue concebida y como una  Federación que representa a casi 8 mil mujeres y hombres de mar, pensamos que no solo obstaculiza la actividad productiva y la generación de puestos de trabajo de miles de chilenos y chilenas a lo largo de nuestro país, sino también constituye una grave amenaza al patrimonio territorial, natural, económico y cultural de todos los chilenos.

Confiamos en que surgirá un buen pronunciamiento al respecto por parte de las autoridades en atención a la demanda levantada por las organizaciones de pescadores artesanales de todo Chile.

Comunicaciones

Ferepa Biobio

29 de febrero de 2024

Manuel Rodríguez N 190, Talcahuano, Región del Bío Bío / Fono (41) 2130265 / contacto@ferepabiobio.cl

Facebook   Twitter   Instagram