Noticias

Entrevista a Presidente del Directorio

Hugo Arancibia Zamorano, preside la Federación que agrupa a los pescadores artesanales de la Octava Región Ferepa  Biobío entidad que aboga por los pescadores artesanales desde hace 25 años; y la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile, Confepach, desde hace 13. Antes formo parte del Directorio de Conapach, entidad que también presidio  y de la que se margino por diferencias de posturas con  la dirigencia de la época respecto de los derechos del sector pesquero artesanal en Chile.

Su experiencia en el mundo de la pesca parte en su infancia, hijo de pescador artesanal, crece en la Caleta El Morro de Talcahuano, ciudad en la que vive y desde donde proyecta su postura crítica pero objetiva, fundamentada y democrática, que le caracteriza y que sus pares le reconocen como sus virtudes.

La discusión de la nueva ley de pesca ocupó su atención  durante más del año que tomó el ir y venir  de este proyecto criticado por muchos, pero finalmente aceptado por todos. Esta es la posición de Hugo Arancibia Zamorano respecto de esta Ley próxima a entrar en vigencia.

¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos de la nueva ley de pesca?“

Yo le diría que estamos ante una nueva estructura de la pesca artesanal  que permitirá  el ordenamiento del sector pesquero. Lo que nosotros precisábamos era la milla para embarcaciones menores de 12 metros, el  posesionador  satelital, certificación de las pesquerías, pago de patentes, creación del Instituto de Desarrollo de la Pesca Artesanal y la sustentabilidad de los recursos pesqueros. “Estas son a mi juicio,  las fortalezas de la Ley y en cuanto a las debilidades yo sitúo en primer lugar el tema de las licitaciones, porque no está del todo claro el cómo se van a establecer las licitaciones. Es ambiguo el mecanismo, poco  transparente  y que distorsiona todos los aspectos  de lo que se conversó durante el debate de la ley de pesca en sus distintas fases (comisiones de pesca, cámara de diputados, Senado de la Republica, Tribunal Constitucional, etc.)

“Un segundo aspecto, negativo para mi es la toma de decisiones donde no están contemplados los actores de la pesca que pueden aportar su experiencia, ya que conocen las características del recurso  pesquero, es decir hoy día la participación de los sectores involucrados es mínima y  por lo tanto corre un riesgo que  decisiones  técnica se transformen en decisiones  política y eso va a traer como consecuencia que no van a ser medibles desde el punto de vista social. Esto puede tener enorme repercusiones”

 

.¿Qué repercusiones  tendrá  la nueva ley en su sector?“

"No sé si hablar de repercusiones, pero creo que aún es complejo el tema del  posesionador  satelital  que  es resistido porque objetivamente a nadie le gusta que lo controlen…en ese aspecto podrán surgir algunas situaciones conflictivas. Ahora desde el punto de vista de la primera milla, y de su exclusividad para las embarcaciones de hasta 12 metros, hay resistencia a dejar la milla por parte de los armadores artesanales cuyas embarcaciones son mayores de 12.

Un tercer elemento creo que es el tema de la determinación de las cuotas globales de capturas, los cuales van a estar dados por un concepto altamente técnico que a nuestro juicio no dejara conforma a ninguno de los sectores. Porque la situación de los recursos pesqueros hoy día es complicada y va a repercutir en todos los que desarrollan la actividad, con mayor fuerza en lo artesanal. “Soy un convencido que  la determinación del uso de la primera milla debiera estar dado por parámetros biológicos, económicos, ambientales y sociales La Ley en este aspecto es ambigua, porque por un lado te da y por el otro te quita. Creo que va desordenar fuertemente el desarrollo de las pesquerías de ambos sectores y se prevén conflictos sociales bastante grandes. Nosotros deberíamos hacer una acotación  para  resguardar el equilibrio del ecosistema y la seguridad de la sustentabilidad de la que tanto habla el Gobierno”.

Las decisiones se siguen   adoptando  en el nivel central. ¿Qué piensa al respecto?

“Yo encuentro que el centralismo se fortaleció en esta nueva Ley. Además que tiene un alto sentido negativo  en la perspectiva en que la decisión se centralizo aún más. Por ende pierde objetividad la toma de decisiones. Esto es preocupante porque pierde efectividad  en algunas materias por desconocimiento de la autoridad del como es este sector: cada caleta, de cada región, de cada Región del país es distinta de tal manera que nos parece preocupante así como nos parece también preocupante el haberle entregado tanto poder al subsecretario en esta ley y que por lo tanto eso va a generar conflictos permanentes producto del poco conocimiento empírico que hay de cada una de las realidades de carácter regional”.

Pero aspectos positivos tiene. ¿Verdad?

“Yo creo que esta ley  va a ser positiva  para la pesca artesanal a mediano y largo plazo producto que la ley persigue un ordenamiento claro del sistema pesquero y por otra parte le da estabilidad con una participación de 20 años lo que permite  que cada uno de los actores, armadores artesanales o tripulantes puedan proyectar su actividad económica en forma clara, con visión de futuro  y eso es positivo porque va a  va a significar un mayor bienestar para el pescador y su familia”.

Pesquerías en las zonas limítrofes… ¿No cree que debió contemplarlo la nueva ley?

“El tema de las migraciones ha sido planteado en varias oportunidades por los dirigentes de las Federaciones de pescadores artesanales del Norte del País a la Confepach. Las migraciones de las especies es preocupante y no hay medidas de resguardo. Yo creo que el tema limítrofe en pesquería debiera ser abordado por las   cancillerías desde una perspectiva regulatoria coherente entre ambas. En todo caso siento QUE Chile debe aprender a vivir con sus vecinos. Que se debe generar  un trabajo bilateral desde la perspectiva del manejo de la sustentabilidad  de los recursos. Es decir que la regulación que tiene Chile debe ser tan coherente o tan parecida como la que tiene  Perú y de esa manera dejar las reglas muy bien establecidas

"Para los peces no hay límites…ellos son libres…muy  libres”, concluyo.

Manuel Rodríguez N 190, Talcahuano, Región del Bío Bío / Fono (41) 2130265 / contacto@ferepabiobio.cl

Facebook   Twitter   Instagram